Cargando...

Si vives en un departamento pequeño y quieres decorarlo, lee esta guía.

A medida que crece la población cada vez es más común ver viviendas de menor tamaño, lo que podría parecer una desventaja en cuanto a decoración se refiere. De cualquier modo, teniendo en cuenta algunas cosas, la decoración de espacios pequeños es un proceso que puede lograrse con resultados satisfactorios.

¿Tienes un entorno pequeño y no sabes cómo decorarlo? De ser así, será necesario considerar ciertos criterios fundamentales para lograr una decoración adecuada para ese espacio reducido. Los siguientes son los fundamentos básicos para decorar espacios pequeños.

Análisis del espacio

Ciertamente la distinción entre un espacio pequeño y grande algunas veces es algo subjetivo. Por ejemplo, la visión oriental es muy distinta al establecer qué es un espacio pequeño y qué es un espacio grande. Efectivamente, los hogares en países como Japón y otros lugares súper poblados, tienden a ser mucho más pequeños que en Chile o Latinoamérica.

Por ello, lo primero es establecer si realmente cuentas con un entorno pequeño o si por el contrario es mediano o incluso grande. En cualquier caso, establezcamos una medida aproximada para considerar a partir de qué punto un hogar puede ser considerado pequeño.

Usualmente cuando se habla de 60 m² o menos, ya estamos hablando de entornos relativamente pequeños. En cualquier caso, existen apartamentos de incluso 20 m², ya en este punto, en definitiva, nos estamos refiriendo a un hogar de muy pequeñas dimensiones.

De cualquier modo, aunque la decoración de un entorno pequeño puede parecer un desafío, con algo de ingenio pueden hacerse cosas grandiosas. De hecho, en muchas ocasiones se puede lograr una decoración de gran calidad en entornos muy pequeños, que destacan sobre hogares más grandes, pero siempre recuerda, para lograr una decoración llamativa, lo más importante es el equilibrio.

Escoger adecuadamente el tamaño y cantidad de los muebles

Quizás uno de los aspectos más fundamentales al momento de decorar entornos pequeños, es la elección de los muebles y del decorado general. Siendo más específicos, es muy relevante el tamaño de los muebles que darán vida a nuestro hogar/habitación.

Lo más adecuado es optar por muebles relativamente pequeños, que no se vean estrafalarios o excesivos para nuestro entorno. Por ejemplo, si tu habitación tiene 4 m de ancho, no sería conveniente usar una mesa o mueble que mida 2 o más metros, si pretendes decorar el entorno de manera más profunda.

De cualquier modo, esto tampoco es algo absoluto, puedes tener muebles grandes, pero la cuestión es no sobrecargar el entorno. De hecho, para entornos pequeños la tendencia minimalista suele ser muy recomendada, por ello es raro ver gran cantidad de muebles en espacios pequeños, al menos cuando hablamos de una decoración adecuada.

Tener gran cantidad de muebles o muebles grandes en un entorno reducido, hará que este espacio se sienta aún más pequeño. Todo esto responde a cuestiones de percepción, es inevitable pensar que un lugar es de menor tamaño cuando está muy abarrotado, por lo cual se debe tratar de evitar esto.

No te olvides de las paredes

Muchas veces no se tienen en cuenta lo importante que son las paredes y su influencia en los espacios dentro de los hogares, más aún en los espacios pequeños, siempre hay que considerar esto. Ante esto, el uso de repisas es muy recomendado para cualquier entorno reducido. Usarlas no sólo tiene un sentido práctico, también ayuda para obtener una decoración adecuada. Cuando hablamos de las paredes también nos referimos a los colores de esta, eso se verá en el siguiente punto. 

Claramente las repisas deben posicionarse en lugares estratégicos. Lo más recomendable es ubicarlas en entornos o paredes vacías. Aplicando este método obtendrás un lugar extra en el cual poner tus adornos y aprovecharás mucho mejor tu espacio reducido.

Elección de los colores y la iluminación

No hay límites para escoger la apariencia de nuestros entornos, por ende, también la elección de los colores es parte de la libertad y los gustos individuales. De cualquier modo, entendiendo que hablamos de entornos pequeños, suelen recomendarse los colores claros para las paredes y el cielo.

Los colores claros suelen crear la sensación de amplitud, de hecho, hacen que un entorno parezca más grande de lo que realmente es. Efectivamente, usar el color blanco creará la sensación de amplitud.

No hablamos únicamente del color blanco, también nos referimos a todos los tonos neutros o claros. Por ejemplo, los tonos cercanos al crema, blanco hueso, blanco invierno entre otros, son muy empleados para entornos pequeños. A su vez, cuando hablamos de colores, como principio de decoración, nos referimos no sólo a la pintura, sino al color de los elementos que empleamos, como muebles y adornos.

La creatividad y lo modular es bueno

Para aquellas personas que están demasiado acostumbradas a entornos más grandes, indudablemente decorar un entorno pequeño puede representar ciertos desafíos. No se puede negar la ventaja que los espacios grandes ofrecen, pero con creatividad, podemos disminuir las falencias de hogares pequeños.

Los entornos grandes permiten tener muebles de mayor tamaño, camas individuales y matrimoniales, espaciosos comedores, etc. Ciertamente muchas de estas cosas no son posibles en entornos más pequeños, por lo cual suele ser necesario usar la creatividad y usar elementos multifuncionales. 

Con multifuncionales nos referimos, a buscar elementos que puedan emplearse en lugares pequeños y cumplir con más de una función. Por ejemplo, si deseas un entorno para visitas y al mismo tiempo usar el lugar para dormir o descansar, el elemento más común es un sofá cama o un futón grande. 

Comedores y sillas plegables suelen ser un gran aliado en entornos pequeños, a su vez, muebles modulares son usualmente una gran idea. Claramente todo esto dependerá del espacio total del apartamento/habitación, pero usar este tipo de muebles es un principio que debe considerarse en la mayoría de casos cuando se trata de decoración en los espacios pequeños.

No hay que olvidar que el clásico camarote está pensado para viviendas con habitaciones de menor tamaño. Otros que se puede encontrar solo las mesas de comedor de diario abatibles,  y una serie de objetos plegables.

Continuando con los multifuncionales

Llevando las cosas un poco más allá, si bien no son fáciles de encontrar, también hay camas abatibles que permiten guardarse contra la pared reduciendo el espacio que usan, y liberando ese espacio para ser usado en otro momento. Siguiendo con las camas, algunos modelos incluyen cajones o zapateros, pero no son los únicos elementos a los que podemos recurrir. De hecho, hay hay muchos objetos/muebles pensados para entornos pequeños, que presentan estas condiciones multifuncionales. 

Indudablemente, con elementos multifuncionales, aprovecharás en gran medida los entornos reducidos. De hecho, una cama con varias funciones, un sofá cama como antes señalamos, repisas o mesas multifunción, pueden ayudarte si no quieres sobrecargar el ambiente de objetos.

Lo multifuncional es variado, tan sólo se trata de buscar y encontrar aquellos elementos más adecuados para tu estilo de decoración. A su vez, no está de más tener en cuenta muebles con ruedas, que pueden ayudar para ubicar fácilmente un mueble en otro lugar, útil para cualquier espacio pequeño.

Todo esto va de la mano con los espacios muertos, es decir, aquellos entornos que usualmente no se aprovechan. También la multifuncionalidad conlleva emplear estos espacios, por ende, se busca aprovechar lugares olvidados, como el espacio debajo de las escaleras o las esquinas. Usar una pequeña mesa o mueble útil en dichos lugares, también ayuda a aprovechar mejor los espacios.

Usar vidrio, objetos transparentes y espejos

Muy relacionado con la luz y la claridad, es usar vidrios y objetos transparentes que pueden ayudar a crear una sensación de espacialidad. En otras palabras, el uso de vidrios y objetos transparentes para la decoración crea la sensación de que el entorno es mucho más grande de lo que realmente es.

Usar mesas transparentes o ventanas con vidrios grandes y uno que otro elemento de estas características, no vendría mal para expandir la luz y recrear la sensación de espacialidad. Claramente todo dependerá del estilo visual que desees lograr, pero en definitiva los objetos transparentes son excepcionales útiles para hacer que un entorno se vea más grande.

Relacionado a todo lo anterior, el uso de espejos puede ayudar en gran medida a eliminar la sensación de claustrofobia que los entornos pequeños pueden ocasionar. Poner uno que otro espejo bien posicionado, hará que tu habitación/entorno se sienta espacioso.

Aprovechar la verticalidad en el espacio

Muchas personas se enfocan directamente en las dimensiones horizontales de su entorno, es decir piensan directamente en el tamaño reducido. De cualquier modo, rara vez se tiene en cuenta el alto, es decir la verticalidad del espacio. Lo cierto es que aprovechar esta condición, puede ayudar en gran medida a los espacios pequeños.

El truco está en seleccionar adornos y muebles alargados que se enfoquen en ser más altos que anchos. Un ejemplo claro de esto son las repisas para organizar nuestros objetos, recomendándose aquellas que busquen la verticalidad.

Éste principio se cumple con la mayoría de adornos o muebles. De hecho, algunas personas incluso recomiendan utilizar sillas alargadas y mesas pequeñas para la sección del comedor. No es una regla general, pero es algo que puede ayudar en gran medida para generar la sensación de espacialidad en entornos pequeños.

Considera las formas

Como te señalamos antes, la verticalidad puede ser muy conveniente para los entornos pequeños, a esto se suma un aspecto muy importante, las formas (de los muebles y objetos). Claramente no pueden descartarse los cuadrados, útiles para generar una sensación afable, pero usar objetos circulares es incluso mejor en el caso de los entornos reducidos.

De hecho, es muy común ver mesas redondas en espacios pequeños y ciertamente va muy bien, ya que suelen ocupar poco espacio, estas generan la ilusión óptica de mayor tamaño y comodidad. Efectivamente, usar una mesa redonda ayuda a que los entornos se sientan acogedores, en definitiva, las mesas redondas y otros objetos similares suelen ser muy prácticos en entornos pequeños.

No descartes el multi ambiente

Manejar ambientes distintos no es algo que sea exclusivo de los entornos más grandes, ya que los espacios pequeños también pueden tener distintos ambientes. De hecho, manejar “micro-ambientes” bien diferenciados, ayuda tanto para generar un espacio con personalidad, como para crear la ilusión de que el entorno es más grande.

Esto puede lograrse muy fácilmente mediante el uso de puertas correderas, separadores de ambientes corredizos o vidrios bien posicionados. A su vez, una simple delimitación cromática, es decir usar colores distintos, puede ayudar a crear la sensación de varios ambientes dentro de un lugar.

No olvides visitar el portal inmobiliario Chilepropiedades.cl si estás buscando arrendar o comprar propiedades.

Puedes publicar tu propiedad gratis en nuestro portal, sólo tienes que registrarte.